Pin IT

martes, 11 de marzo de 2014

Operación Bikini I: El bronceado

Por algunas zonas el solete hace acto de presencia dejándonos días estupendos con agradables temperaturas en los que ya la ropa de abrigo empieza a molestar, por supuesto, todos como lagartijas puestos al sol y encantados de la vida tras los días fríos y lluviosos.

Pero estos agradables primeros rayos de sol nos anuncian que dentro de poco empezaremos a lucir lorcillas, sí, esas lorcillas blancas cual gusano gordo y fondón que hemos ido acumulando durante el invierno y que ahora con el despelote se convierten en nuestra peor pesadilla.

Así que, como mujer precavida vale por dos, vamos a ir poniéndonos en forma y preparando nuestra piel para lucir esplendorosas. Que además del verano estar a la vuelta de la esquina con sus piscinas y playitas, antes tenemos eventos tales como comuniones y demás saraos a los que no queremos ir cual oruga blancuzca encopetada, así que ya es buen momento de empezar la temida: "OPERACIÓN BIKINI".


En esta primera entrada nos vamos a centrar para adquirir ese deseado y favorecedor tono bronceado siguiendo estos pasos.

Paso 1: Quien no ha odio eso de, la belleza está en el interior. Pues siguiendo el dicho, lo primero que tenemos que hacer es CUIDAR NUESTRA ALIMENTACIÓN tomando alimentos ricos en betacarotenos, la famosa zanahoria, tomates, espinacas, para potenciar el bronceado. Para protegernos de los rayos solares vienen muy bien guisantes, judías, kiwi, y para mantener la piel hidratada y evitar el antiestético descamamiento que nos hace perder antes nuestro moreno, es bueno tomar pescado y legumbres ricos en vitamina E y B.

Si queréis tomaros de un trago una buena dosis de estos alimentos podéis haceros ricos y nutritivos batidos como el de la imagen, AQUÍ tenéis 7 recetas diferentes. Si además queréis una dieta que ayude con el bronceado y que sirva para perder peso, (sí, sí, eso existe), podéis verla AQUÍ.


Otra opción si sois como yo, más blancas que una pescadilla enhariná, es recurrir también a las pastillas bronceadoras. Tras probar las de Arkosol, Innéov y las del Mercadona, las que más me gustan y mejor actúan sin duda alguna las Innéov, eso sí, cuestan un ojo de la cara, así que valorando relación calidad-precio las de marca Deliplus del Mercadona no están nada pero que nada mal, a mi me van muy bien.

Paso 2: Preparadas por dentro vamos con la parte de fuera. Lo más importante, una buena limpieza mediante exfoliación , tras ellas es necesario hidratar la piel, para ello podemos usar cremas que contengan Aloe Vera.

Paso 3: Aprovechar al máximo los momentos de sol, saliendo a dar un paseo, intentando realizar actividades al aire libre, aunque sea sentarnos en una terracita. Ir haciendo pequeñas incursiones solares para que nuestra piel se vaya aclimatando y adquiriendo ese bonito colorcillo, pero siempre teniendo en cuenta una serie de RECOMENDACIONES.

Si eres de las mías que hasta coger tono le cuesta lo suyo y tiene que hacer encajes de bolillos para no salir a la calle con tono de zombie, no te pierdas este truqui para ESTAR GUAPAS CON LA PIEL BLANCA.


Espero que os guste :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada